Cart 0

Cuento

Marta quería hacer un regalo especial a su marido por su aniversario que no olvidara nunca. Después de ver todas las opciones que tenía, se decidió por un libro en el que través de ilustraciones de ellos mismos, se contaba su historia hasta el día de hoy.

Taza

La hermana de Marta vio el libro personalizado y decidió hacer un regalo a sus sobrinos. Como siempre reñían por las tazas del desayuno, nos encargó una taza para cada uno, con sus nombres y un dibujo personalizado de cada niño. Así ya no reñirían más por cual es su taza.

Pepa Sastre_taza.jpg

Póster

Una mamá vio las tazas de los gemelos y pensó en hacer un regalo especial a su padre que cumplía 80 años. Después de ofrecerle varias posibilidades, decidió enviarnos una foto de cada miembro de la familia para recogerlos a todos en un póster gigante. El regalo encantó al abuelito quien lo enseñó a sus compañeros de petanca.

Pepa Sastre_taza.jpg

Funda

La nieta de un compañero de petanca de Pablo, vio el póster y pensó en su sobrina, ya que se acercaba su cumpleaños y era difícil regalarle algo que se adaptase a una adolescente. Decidió consultar con pepasastre y le dimos la idea de una funda para su teléfono, para tener algo diferente de lo que presumir ante sus compañeros de clase.

Pepa Sastre_taza.jpg

Lámina

La prima de María vio la funda y pensó en hacer algo para su amiga de la infancia, con la que había compartido la experiencia de un Erasmus en Tailandia. Como Ana tenía un espacio reducido en su habitación, decidió hacerle una lámina en la que quedaba reflejada esa amistad de toda la vida.

Pepa Sastre_taza.jpg

Lámina

La prima de María vio la funda y pensó en hacer algo para su amiga de la infancia, con la que había compartido la experiencia de un Erasmus en Tailandia. Como Ana tenía un espacio reducido en su habitación, decidió hacerle una lámina en la que quedaba reflejada esa amistad de toda la vida.

Pepa Sastre_taza.jpg